Mejor precio garantizado

Ven a Almuñecar

Almuñecar, un rincón único de la Costa Tropical

playas doradas y un ambiente acogedor

Ven y descubre todo lo que Almuñécar tiene para ofrecer. Con su combinación de belleza natural, historia rica y vibrante cultura local, es el lugar perfecto para unas vacaciones inolvidables.

El Hostal Rocamar se encuentra en pleno centro de Almuñécar, desde nuestra ubicación, puede explorar fácilmente todo lo que la ciudad tiene para ofrecer, ya sea que prefiera pasear por las calles empedradas, visitar los históricos puntos de interés, degustar la deliciosa gastronomía local o simplemente pasar el día en la playa.

Historia

La historia de Almuñécar se remonta a más de 3,000 años, con influencias fenicias, romanas y árabes que han dejado su huella en la ciudad. Su ejemplo más emblemáticos es El Castillo de San Miguel, una imponente fortaleza árabe, ofrece vistas panorámicas impresionantes y un vistazo al pasado medieval de la región.

Exquisita Gastronomía

La cocina de Almuñécar es una delicia para los sentidos, con una oferta gastronómica que destaca por sus mariscos frescos, frutas tropicales y platos tradicionales andaluces. Visita los restaurantes locales y prueba delicias como el «pescaíto frito», las migas y las tapas variadas. No olvides degustar las chirimoyas, uno de los productos más emblemáticos de la región.

Actividades y Aventura

Para los amantes de la naturaleza y la aventura, Almuñécar ofrece una amplia gama de actividades al aire libre. Realiza senderismo por la Sierra de la Almijara, disfruta de un paseo en bicicleta por los caminos rurales, o aventúrate en una excursión en kayak por el mar Mediterráneo. También puedes explorar el Acuario de Almuñécar y el Loro Sexi, un pequeño parque de aves que encantará a los más pequeños.

playas de ensueño

Almuñécar cuenta con más de 19 kilómetros de costa, donde encontrarás playas para todos los gustos. Desde la animada Playa de San Cristóbal hasta la tranquila Playa del Tesorillo, hay un rincón perfecto para relajarse bajo el sol o disfrutar de deportes acuáticos como el snorkel y el paddle surf. Las calas escondidas, como la Cala del Pino, ofrecen un refugio íntimo y pintoresco.